Pasar al contenido principal

Air Liquide Healthcare cada vez más comprometido con la la mejora de la calidad asistencial de los pacientes más pequeños

  • Cuando el entorno que rodea al paciente pediátrico no es empático, surgen los miedos y las angustias.

  • Air Liquide healthcare busca que la estancia de los niños en los hospitales sea lo más agradable y humana posible.

Cuando a los más pequeños les toca vivir la experiencia de ingresar en un hospital, sufren muchos cambios en sus rutinas diarias que les son difíciles de comprender, lidian con circunstancias físicas y psicológicas complicadas, y se someten a un alto nivel de estrés. Sin embargo, existen varias maneras de reducir el impacto negativo y el estrés;  así como, crear ambientes más amigables a través de la decoración, los sonidos tranquilizantes o una iluminación inteligente. 

Siguiendo esta filosofía, Air Liquide Healthcare se plantea dentro de sus objetivos principales: mejorar la estancia de los pacientes a lo largo de toda la atención sanitaria y en todos los procedimientos a los que se sometan en el hospital. Para llevar a cabo estas acciones de responsabilidad social, la empresa líder en gases medicinales crea en el 2008 la Fundación Air Liquide y desde entonces, ha financiado 255 proyectos en 53 países de todo el mundo.

Actualmente, desde Air Liquide España se llevan a cabo varios proyectos para mejorar la experiencia del paciente, pero sobre todo, la de los más pequeños. Uno de sus principales programas se realiza junto con los Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora y consiste en un acompañamiento para niños, niñas y adolescentes que se encuentran hospitalizados o en centros especiales. Los artistas profesionales en diferentes ámbitos (payasos, magos, cuentacuentos, músicos, intérpretes, etc.) llevan su magia e ilusión con el objetivo de hacer su estancia en los hospitales lo más agradable y humana posible.

Otra iniciativa de la multinacional para disminuir el estrés que suponen las intervenciones quirúrgicas en los pequeños pacientes, ha sido la donación de coches eléctricos de control remoto para que lo niños lleguen al quirófano en ellos. Lo que buscan conseguir con esta iniciativa es convertir el camino a la sala de operaciones en un juego y aliviar la carga traumática que este supone. Se ha verificado que este proyecto, no solo ayuda a los niños sino también a sus padres a afrontar la situación que están viviendo. 

Air Liquide Healthcare en España a través de estos programas de responsabilidad social, demuestra su compromiso por la mejora de sus pacientes y su entorno. Presente en más de 35 países, todo su equipo colabora con los pacientes, los profesionales de la salud y los hospitales. Ayudando a las personas a sobrellevar mejor su enfermedad, haciendo que el camino del paciente y el seguimiento de los tratamientos sean más eficientes.

Download the document